domingo, 8 de febrero de 2009

Ribera

1 comentario:

Mari Carmen dijo...

Una fosa insondable, brillante como un espejo. Profundidad misteriosa que ofrece flores como cebo.
Una no sabe si está mirando al abismo... o al cielo.

Feliz comienzo de semana :)