sábado, 30 de mayo de 2009

Convento de monjas

1 comentario:

Mari Carmen dijo...

Estos edificios me inspiran una ternura inmensa. Se van desmoronando, lentamente, y al final, ellos y las monjitas que los habitan (si es que alguien vive en ellos), terminan pareciéndose, como esos viejitos que tienen 90 años y han sido matrimonio toda la vida.

Buen lunes :)