jueves, 21 de mayo de 2009

El hombre inoxidable

2 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Cargado de paciencia, viendo pasar las horas y la vida... Al terminar el día, se llevará su recompensa más grata y podrá, por fin, despojarse de su traje de hojalata.

Estupenda foto, Mario.

Buen fin de semana ;)

bolibolias dijo...

Igualmente, Mari Carmen, lo mismo te deseo.