domingo, 10 de mayo de 2009

Limón y menta

1 comentario:

Mari Carmen dijo...

Si me subo en lo alto de esa roca que vemos a lo lejos, seguro que rozo las nubes con las yemas de los dedos. Parecen estar diciendo... ven, corre, corre, tíñete la piel de ese verde que te acaricia, que te moja... Luego sube, sube, y toca, toca...